18 consejos sencillos para una fluidez extraordinaria.

¿Quieres aprender a hablar bien inglés? ¿Estás buscando un atajo para dominar el inglés? No existen trucos que te den un inglés perfecto en cinco minutos al día, pero sí consejos sólidos que te pueden ayudar a aprender a hablar inglés con más fluidez, en menos tiempo. A continuación, encontrarás en este artículo algunos consejos que te ayudarán a hablar inglés mejor que nunca.

1. Acepta que el inglés es un idioma extraño.

A veces puedes encontrar patrones en la gramática inglesa, pero otras veces el inglés no tiene ningún sentido. Por ejemplo, ¿por qué «read» (reed) y «read» (red) son la misma palabra, pero se pronuncian de manera diferente dependiendo de si estás hablando en tiempo pasado o presente? ¿O por qué «mice» es el plural de «mouse», pero «houses» es el plural de «house»?

Desafortunadamente, hay tantas excepciones como reglas en inglés. Es fácil quedarse atascado en aprender a hablar inglés correctamente si intentas encontrar una razón para todo. A veces, el inglés es extraño e inexplicable, así que lo mejor que puedes hacer es memorizar las extrañas excepciones y seguir adelante.

2. Sumérgete en las profundidades.

Estudiar inglés durante una hora una vez a la semana no suele ser suficiente para lograr un progreso real. La mejor manera de mejorar rápidamente tu inglés es dedicar al menos unos minutos a practicar todos los días. Sumérgete lo más que puedas cada vez que estudies y dedícate a escuchar, leer e incluso decir cosas en inglés que creas que pueden ser demasiado difíciles para ti. Si quieres hablar inglés con fluidez, debes convertirlo en una parte esencial de tu vida diaria.

3. Deja de ser estudiante.

La actitud correcta puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Deja de pensar en ti mismo como alguien que está aprendiendo inglés y empieza a pensar en ti mismo como alguien que habla inglés. Es un pequeño cambio, pero te hará sentir más seguro y te ayudará a usar el inglés que ya conoces de manera más eficaz.

Esto también significa que debes empezar a pensar en inglés. Si quieres decir la palabra “manzana” en inglés, por ejemplo, ahora mismo probablemente pienses primero en la palabra en español y luego trates de pensar en la palabra correcta en inglés. En su lugar, intenta imaginar la imagen de una manzana y luego piensa en la palabra en inglés «apple». La fluidez real ocurre cuando dejas de traducir mentalmente conversaciones.

4. Recuerda que la respuesta está en la pregunta.

Escucha con atención cuando alguien te haga una pregunta en inglés y siempre la responderás perfectamente. Las preguntas en inglés son como espejos:

Does he…? Yes, he does.

Can she…? Yes, she can.

Is it…? Yes, it is.

Si alguien te hace una pregunta y no estás seguro de cómo responder, comienza por pensar en las palabras utilizadas en la pregunta. La persona ya ha dicho la mayoría de las palabras que necesitas para responder. En lugar de simplemente memorizar la gramática inglesa, comience a buscar patrones como este. Hay muchas formas sencillas de «hacer trampa» y hacer que sea más fácil recordar las palabras correctas.

5. Sácale más partido a la escucha.

Cuando la mayoría de los estudiantes escuchan hablar a un nativo inglés, se esfuerzan en comprender el significado de todas las palabras. Esto es importante, pero hay mucho más que aprender escuchando. Trata de escuchar no solo lo que significan las palabras, sino también cómo las dice la persona. Fíjate qué palabras enlaza la persona en una oración o cuando dice «ya» en lugar de «you». Trata de recordar estos detalles la próxima vez que hables y tu inglés comenzará a sonar más natural.

6. Úsalo o piérdelo.

Hay una expresión en inglés: «Úsalo o piérdelo», que básicamente significa que si no practicas una habilidad, es posible que la olvides. Esta idea se puede utilizar para ayudarte a recordar nuevo vocabulario en inglés. La mejor manera de recordar una palabra nueva es usarla de inmediato para que permanezca en tu memoria. Cuando aprendas una palabra nueva, intenta decirla empleando diferentes oraciones varias veces durante toda la semana y nunca la olvidarás.

7. Aprender y estudiar frases.

Hablar inglés con fluidez significa poder expresar tus pensamientos, sentimientos e ideas. Tu objetivo es hablar inglés en oraciones completas, así que, ¿por qué no aprenderlo en oraciones completas? Descubrirás que el inglés es más útil en tu vida diaria si estudias frases completas, en lugar de solo vocabulario y verbos. Empieza por pensar en frases que usas con frecuencia en tu idioma nativo y luego aprende a decirlas en inglés.

8. No estudies demasiado la gramática.

La clave para aprender un idioma es encontrar el equilibrio entre estudiar y practicar. Hablar inglés con fluidez no es lo mismo que tener una gramática perfecta en inglés, ¡incluso los hablantes nativos de inglés cometen errores gramaticales! La fluidez consiste en poder comunicarse. Es por eso que a veces es importante guardar el libro de texto de gramática para poder practicar las habilidades de escritura, lectura, comprensión auditiva y expresión oral en el mundo real.

9. Observa y aprende la entonación, el lenguaje corporal y los gestos.

La verdadera fluidez en inglés es algo más que solo vocabulario y gramática. Si puedes entender la entonación, el lenguaje corporal y los gestos, realmente parecerás y hablarás como un hablante nativo.

Puedes intentar hacer esto contratando a un profesor de inglés; aunque la desventaja es que sería costoso y no podrías aprender cuando lo desearas. También puede intentar ver videos de YouTube, pero es posible que pierdas mucho tiempo tratando de encontrar lo que estás buscando.

10. No tengas miedo de cometer errores,

A veces puede ser difícil reunir todas estas reglas y palabras en una oración simple. No dejes que el miedo a decir algo incorrecto te impida hablar. Incluso si cree que estás cometiendo un error, sigue hablando de todos modos. La mayoría de las veces, la gente entenderá lo que estás tratando de decir, incluso si cometes un error. Además, cuanto más hables, más fácil será y más rápido te vendrán a la mente las palabras correctas.

11. Aprenda de todos.

No es necesario que aprendas inglés únicamente con los libros de texto y los profesores; cualquier persona que hable inglés puede ayudarte a practicar. Imagínate cómo te sentiría si alguien te preguntara, en tu idioma nativo, ¿cómo se pronuncia algo? Estarías enojado? ¡No! Probablemente estarás feliz de ayudar, al igual que la mayoría de los angloparlantes están felices de ayudarte. Si conoces a algún angloparlante, ya sea un amigo o un compañero de trabajo, aprovecha la oportunidad para practicar y aprender de ellos.

 

 

ARTÍCULO AÚN EN CONSTRUCCIÓN

Total Page Visits: 1415 - Today Page Visits: 2

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.