SI NO QUEREMOS HACER EL RIDÍCULO…

Doy por hecho que los lectores de este blog no sólo poseen un cociente intelectual superior a la media sino que su nivel cultural supera holgadamente el de la media nacional, últimamente un poco decaído. No obstante, después de recomendaros sitios para visitar, cientos de ellos, como establecer contacto con los fantasmas más famosos de Londres y de haberos dado la infalible receta para no volverse a este país sin haber estrechado lazos de amistad con algún o alguna londinense y de esta manera, viaje va viaje viene, quizás algún día consigamos que nos devuelvan lo nuestro… El Peñón de Gibraltar, pues he llegado a la conclusión de que no sería tarea vana poner el foco en algunos aspectos relevantes de Londres que quizás desconozcas y evitar que ello te pueda llevar a vivir un episodio embarazoso si estás hablando con alguien que sabe del tema.

Leer más

ATRACCIONES TURÍSTICAS DE LONDRES MÁS VISITADAS.

  • Artículo escrito originalmente el 26 de mayo de 2015

Tras una convulsa noche plena de incertidumbres electorales o más bien de una certidumbre total -este país acaba de dar un bandazo hacia la izquierda, y ahí lo dejo- debo evitar dejarme atrapar por la marea de cifras y análisis sesudos de comentaristas y sabelotodo profesionales sobre unos resultados electorales que sin duda anticipan que a algunas cosas importantes de este país para bien o para mal se les va a dar la vuelta como a un calcetín. A pesar de que la actualidad más reciente de nuestro país me atrae mucho más que un agujero negro mi compromiso con nuestra cita semanal con el “universo londinense” es mucho más fuerte. Así que venciendo la tentación de hablar sobre lo que hoy está en boca de todos y concluida, al menos por el momento, la saga dedicada a algunos barrios de Londres hoy doy comienzo a una nueva serie de artículos sin continuidad alguna pero siempre con el objetivo de despertar el interés del lector en aspectos o acontecimientos relacionados con Londres.

Leer más

UN PASEO Y ALGO MÁS POR LAS CALLES DE LONDRES VIII

Y llegó el día anunciado. Todo tiene su fin y esta pequeña saga de artículos en los que juntos hemos recorrido, a través del pasado y el presente, lugares y rincones destacados de Londres no podía escapar de esa norma. Sin embargo, a veces, sólo a veces, somos libres de elegir el tipo de final para una determinada situación y esta es una de esas ocasiones.

Leer más

UN PASEO Y ALGO MÁS POR LAS CALLES DE LONDRES VII

Se va acercando el día y la hora en que pondré punto final a esta saga en la que juntos hemos ido recorriendo semanalmente algunos de los barrios más significativos de Londres. Sería muy exhaustivo completar la lista entera de todos ellos, pero modestamente creo que esta saga cuando llegue a su final habrá proporcionado al lector al menos alguna clave para optimizar una posible estancia en Londres, realizada tanto con una intención turística como con una intención cultural o lúdica.

Leer más

UN PASEO Y ALGO MÁS POR LAS CALLES DE LONDRES VI

En estas citas que mantengo habitualmente con los siempre inteligentes lectores que me seguís o que me encontráis por primera vez trato siempre de despertar el interés de cada uno de vosotros por algún aspecto inédito de cada uno de los sitios que vamos visitando, bien se trate del pasado o bien del momento presente. Esa es también mi intención respecto a Southwark y Bankside, los dos barrios londinenses a los que te invito hoy a recorrer en mutua compañía. Bankside es un distrito de Londres, y parte del distrito londinense de Southwark. Bankside está situado en la orilla sur del río Támesis, a 2,4 km. al este de Charing Cross.

Leer más

UN PASEO Y ALGO MÁS POR LAS CALLES DE LONDRES V.

Tras dejar atrás no pocos centros de interés en nuestras visitas a las calles y barrios de Londres hoy le toca el turno a Bloomsbury, uno de los barrios más representativos de la cultura londinense y por ende de la inglesa. Perteneciente al renombrado municipio de Camden este barrio puede presumir con orgullo de albergar no pocos focos de la cultura, educación e investigación. Pero antes de citarlos profusamente repasemos juntos unos cuantos antecedentes históricos de este hermoso lugar de grandes alardes pero con cierto aspecto de aldea en el mismísimo centro de Londres.

Bloomsbury – The Rookery, St Gile’s, 1850

Bloomsbury, antecedentes históricos.
La primera mención a la existencia de Boomsbury se produce en el ya citado en otras ocasiones Domesday Book, no en vano este fue el primer registro o censo de Inglaterra. Este se completó en 1086, y es en esta fecha cuando se describe la zona indicando que tenía viñedos y «bosques para 100 cerdos». Se repite una vez más el empleo por parte de los registradores ingleses de aquel entonces de la vara de medir la importancia de un lugar basada en el número de cerdos que un determinado bosque o zona podía acoger. Tantos cerdos tanta riqueza. Los pobres cerdos sin saberlo desempeñaron en aquellas fechas un rol en la economía inglesa que nunca se hubieran imaginado. Hoy en día la riqueza se mide por otros factores y para deshonra de éstos los cerdos no ocupan los lugares preponderantes.

En 1201 se le dio al área el nombre de Bloomsbury cuando William de Blemond, un terrateniente normando adquirió los terrenos.

En el siglo XIV, el área pasó a ser de dominio eclesiástico a través de los monjes de la orden de los Certosinos. Con el cisma anglicano y la disolución de los monasterios por parte de Enrique VIII la propiedad pasó a manos de la nobleza ciudadana que inició el desarrollo urbano.

En el siglo XVI la tierra se le concedió a Thomas Wriothesley, primer conde de Southampton. Su bisnieto, el cuarto conde de Southampton, comenzó el desarrollo de la zona de Bloomsbury, incluyendo la construcción de Southampton House, y después Bedford House, en lo que hoy es Bedford Square. Por 1667, su hija Lady Rachel Vaughan heredó la finca y en 1669 ésta se casó con William, Lord Russell, hijo y heredero del quinto duque de Bedford con lo que Bloomsbury Estate se incorporó a la familia Russell.

Gran parte de la zona de Bloomsbury desde 1669 se ha gestionado y desarrollado por la familia de Russell y hoy es administrado por la oficina de Bedford Estate en Londres.

Tour of Bloomsbury, London

Bloomsbury, lo que hay que saber.
En Bloomsbury, área de grandes edificios coloniales, universidades de prestigio internacional y museos de incomparable valor, se prodigan la historia, cultura, tradición y arte, siendo el British Museum el corazón del barrio. Éste forma una especie de cuadrilátero en el que están presentes Euston, Tottteham Court Road, Holborn, St Pancreas y King’s Cross. Sus vecinos más cercanos son Covent Garden al sur, Camden y Regent’s Park al norte.

Dickens, Virginia Woolf, Vaneesa Bell, Charles Darwin, John Maynard Keynes y Bob Marley fueron algunos de los personajes que en alguna época de su vida residieron en Bloomsbury.

Casi todas las universidades de Londres están en Bloomsbury: La SOAS (School of Orientale and African Studies), la Universidad de estudios asiáticos más prestigiosa en el mundo, Birbeck College, UCL (University College London), la Royal Accademy of Dramatic Art, la School of Advanced Study, la London School of Hygiene and Tropical Medicine, son sólo algunas de ellas.

En la avenida de Malet Street se encuentra el célebre edificio administrativo de la University of London, el Senate House (en el cual se inspiró George Orwell por 1984); en su interior, hay una de las bibliotecas más antigua y famosa del mundo, la Senate House Library.

Las plazas Russell Square, Bloomsbury Square y Bedford Square, están contorneadas por edificios de estilo georgiano, muchos de los cuales custodian objetos de valor inestimable.

Ee el Foundling Museum se puede admirar la colección de arte del Foundling Hospital y conocer todo sobre artistas de la talla de Hogarth, Handel y de su fundador Capitano Coram. En la Picture Gallery, además, es posible visitar las pinturas de celebres artistas como Reynolds, Wilson y Hudson, y también los manuscritos de Handel que aquí compuso su Messiah.

En el 48 de Doughty Street se encuentra el Museo de Dickens, una sencilla habitación donde el escritor vivió tres años desde el 1837. Aquí compuso Oliver Twist y otras obras famosas, hoy recogidas y conservadas en la casa-museo, junto con otros objetos personales.

Bloomsbury tiene también un interesante museo, el Petrie Museum de Arqueología Egipcia. Gestionado por el Instituto de Arqueología, el museo contiene más de 80.000 objetos históricos del antiguo Egipto. La relevancia de su colección es como la de los grandes museos internacionales como por ejemplo el Museo del Cairo, el cercano British Museum y el Museo Egipcio de Berlín.

De grande importancia son también los hospitales de Bloomsbury, muy avanzados en la investigación médica y científica. Particularmente la University College Hospitale y el Great Ormond Street Hospital.

Los monumentos históricos presentes están caracterizados por la arquitectura religiosa: la iglesia de St George, construida por Nicholas Hawksmoor en 1716, se presenta con una bonita fachada de estilo corintio. La espléndida iglesia del Cristo Rey, de 1853, de estilo neogótico está ubicada en la Gordon Square.

Siempre en la misma plaza de Gordon Square está la Dr. Williams’ Library, una biblioteca fundada en 1716, especializada en temas de tipo filosófico y teológico. En el número 53 se encuentra una rara colección de cerámicas chinas, la Percival David Foundation of Chinese Art.

La cercana Tavistock Square, construida en el 1806 por Cubit, es conocida desafortunadamente por los atentados terroristas del 7 de julio de 2005. Aquí encontramos una bonita estatua de Gandhi esculpida en 1968 y la Woburn House, un templo sede del Museo Judío.

Bloomsbury – The British Museum

Bloomsbury, sitios para recordar.
. Gagosian Gallery Britannia Street. La Gagosian Gallery es un espacio cavernoso de exposiciones del más alto nivel. Es un activo importante para la regeneración de la zona de King Cross. Larry Gagosian, apodado “go-go” por su enfoque de negocios “go-getting”, es una figura influyente en la escena del arte y sus decisiones no debe subestimarse.

. Coram’s Fields. Éste es un lugar especial para niños, donde se permiten los adultos sólo si van acompañados de un niño. Escondido en el centro de la ciudad abarca cinco hectáreas y contiene un parque infantil y una pequeña colección de animales salvajes.

. St George’s Church. El arquitecto Nicholas Hawksmoor construyó la iglesia de San Jorge entre 1710 y 1730. El interior ha sido alterado, pero tiene muchos muebles originales.

. Grant Museum of Zoology. Este museo zoológico reúne alrededor de 62.000 especímenes que dan valor a una colección de Historia Natural diversa, que abarca la totalidad del reino animal. Fundado en 1827, el museo conserva un aire victoriano.

. British Museum. Si quieres explorar a fondo el Museo Británico, te puede llevar meses, sino años. Más de siete millones de objetos de todo el mundo se encuentran en este impresionante museo de la historia y la cultura humana (muchos de los objetos se almacenan debajo del museo por falta de espacio). Fundado en 1753, los expositores van desde la Prehistoria hasta los tiempos modernos y se basan principalmente en las colecciones del médico y científico, Sir Hans Sloane. Objetos notables que incluyen las esculturas del Partenón, la Piedra de Rosetta, el Sutton Hoo y los tesoros Mildenhall, y la Vasija de Portland. Los jeroglíficos y esculturas clásicas de fama mundial son reconocibles al instante. La colección de momias egipcias antiguas es mundialmente famosa y también la colección de David Percival de arte chino, que forma parte del Centro de Sir Joseph Hotung de Estudios Cerámicos. La joya de la corona del museo su eje central, el cristal abovedado gran corte diseñado por Lord Norman Foster es la mayor plaza pública cubierta en Europa.

. British Library. Con más de 150 millones de artículos, una copia de todas las publicaciones producidas en el Reino Unido e Irlanda, obras de arte de artistas como Antony Gormley y Eduardo Paolozzi, y una serie de obras históricamente trascendentales – incluyendo la Carta Magna, la Biblia de Gutenberg, el primer folio de Shakespeare y los Evangelios de Lindisfarne – una visita guiada por la Biblioteca Británica es la mejor forma de captarlo todo. Después de todo, es el mayor edificio público construido en el Reino Unido en el siglo 20 y, como tal, merece una visita guiada por sus espacios cavernosos. Guías de la biblioteca realmente saben lo que hacen y te abrirán los ojos a este repositorio gigantesco. De particular interés es el Diamante Sutra, fechado como el libro impreso más antiguo del mundo, y la única copia superviviente de Beowulf. La Biblioteca del Rey -una torre de cristal de tres pisos- constituye la pieza central del edificio tanto en su arquitectura como en términos de sus adquisiciones históricas. Con 65.000 volúmenes impresos, la Biblioteca del Rey se refiere al rey Jorge III, cuya colección personal se exhibe aquí.

. Charles Dickens Museum. El museo Charles Dickens trajo a la vida de Londres sus representaciones imaginativas, dando vida a la ciudad y la fascinación y pasión por las calles victorianas llenas de niebla han inspirado durante dos siglos a infinidad de lectores. Sus personajes icónicos como Fagin, Scrooge, Guppy, Artful Dodger y Magwitch se han filtrado en el tejido histórico de Londres y sus escenas de ficción han arraigado en nuestra cultura cotidiana. El Museo de Charles Dickens es la colección más importante del mundo de material relacionado con el gran novelista y comentarista social.

. Sir John Soane’s Museum. Dentro de las habitaciones y salas de la antigua residencia del arquitecto neoclásico Sir John Soane hay más de 30.000 dibujos de arquitectura y antigüedades. Las obras de Turner, Canaletto y Piranesi. Cada uno de los muchos espacios de este museo tiene su propia identidad intensa y atractiva. Desde el techo abovedado de la sala de desayuno y la biblioteca gótica, al estudio con sus fragmentos arquitectónicos romanos y los dos patios repletos de piedra antigua. Una de las salas más interesantes es la galería de imágenes.

. Pollock’s Toy Museum. En este museo de juguetes hacinados dentro de dos casas (una del siglo XVIII y otra del XIX) en una bonita calle lateral encontrarás este refugio histórico con juguetes de todo tipo.

. The Magic Circle. El círculo mágico es un único, museo viviente de magia y artes mágicas. Alberga «Meet the Magic Circle» para eventos y espectáculos de temporada.

Y la lista interminable prosigue con numerosos y destacados lugares. Sólo enumeraré algunos de ellos:

Conway Hall.
Rebecca Hossack Art Gallery At Charlotte Street.
Inns of Court and City Yeomanry Museum.
Royal College of Physicians Library.
UCL Art Collections.
Capoeira at The Place.
Hwarang Academy.
Rebecca Hossack Gallery.
Torrington Square.
Diorama Gallery.
The Wellcome Trust Two10 Gallery.
Association of Anaesthetists of Great Britain and Ireland.
Camden Centre.
Camden Town Hall.
Charlotte Street Gallery.
Imagination Gallery.
Karen Hamilton Gallery.
St Mary Magdalene Church.

El lector que, con notable mérito, me esté siguiendo desde que inicié esta serie de artículos descriptivos de los barrios más singulares de Londres quizás haya apreciado que en esta ocasión no he hecho mención alguna a la existencia de centros comerciales, plazas ajardinadas, lugares de ocio o sencillamente de buenos restaurantes. Obviamente la razón de esta ausencia no reside en la ausencia de tales espacios. Muy al contrario. Pero, ante la avalancha infinita de espacios culturales de increíble relevancia como los aquí citados, ¿cómo detenerme a hablar de este tipo de lugares, en mi opinión de segundo nivel? ¿Quién sabe? Quizás en el próximo artículo. Ahora tú y yo nos merecemos un descanso y de paso podemos aprovechar para decidir por donde comenzar nuestra visita. Que la semana que mañana empieza sea fructífera para todos.

Bloomsbury – The Queens Larder
Bloomsbury – Centro comercial Renoir
Bloomsbury – Plaza ajardinada


El bosón de Higgs.

Leer más

Un paseo y algo más por las calles de Londres II.

Apreciado lector si la visita que realizamos la semana pasada a Charing Cross despertó en ti cierto interés espero con el recorrido que hoy vamos a realizar incrementar aún más ese prurito que muchos tenemos por conocer los más nimios detalles e historia de Londres y sus mejores rincones.

Marylebone
Construida en 1826 en el corazón de la capital, en los últimos años Marylebone se ha convertido vertiginosamente en uno de los principales espacios de eventos de la capital. Restaurada con gusto al estilo de los diseños originales de Sir John Soane. La grandeza de Marylebone ha atraído a marcas “blue-chip” (1) y a una variedad de industrias con enfoque en la moda, la belleza y las artes. Marylebone está continuamente reiventándose a si misma.

Marylebone

Un poco de historia
Marylebone debe su nombre a una iglesia dedicada a Santa María, representada hoy por la iglesia parroquial de St Marylebone (1817). Esta se construyó en la orilla de un arroyo o «bourne», llamado el Tybourne o Tyburn. La iglesia y la zona que lo rodea pasó a ser conocida después como “St Mary at the Bourne” que, transcurrido el tiempo abrevió su nombre a la forma presente, Marylebone. El señorío de Tyburn es mencionado en el Domesday Book (2) en 1086 como una posesión de la abadía de Barking, con una población de no más de cincuenta personas. Lugares como Cavendish Square y Portland Place reflejan el dominio que ejercieron aquí los duques de Portland y el desarrollo de la época georgiana.

Una gran parte de la zona directamente al oeste fue construida por la familia Portman y se conoce como el Portman Estate. Ambas fincas, Portman Estate y el señorío de Tyburn, tienen antecedentes aristocráticos y aún los conservan dichas familias.

La vida en Marylebone
Profesionales adinerados y trabajadores de la ciudad, cazadores internacionales de casas y celebridades se sienten atraídos por los encantos de Marylebone. Sorprendentemente, los precios aquí son más asequibles que en la vecina Knightsbridge.

Aspectos a destacar de Marylebone

  • Marylebone High Street, una zona elegante y animada elegida calle favorita de Londres, en una encuesta de la Radio BBC.
  • Delicias culturales en la puerta incluyen The Wallace Collection y Wigmore Hall.
  • Joyas arquitectónicas. Marylebone tiene algunos de las mejores casas de estilo georgiano, terrazas victorianas y mansiones en el área central de Londres.
  • “Paraíso de los compradores”. Además de Marylebone High Street, la calle comercial más famosa del mundo –Oxford Street– está a sólo 10 minutos a pie.
  • Plazas ajardinadas. Marylebone es el espacio donde se encuentran algunas de las más pintorescas plazas ajardinadas y jardines públicos de Londres.
  • Harley Street. Conocida como calle de los médicos, hay más de 1.500 censados, acoge a numerosos hospitales que reciben visita diaria de cientos de pacientes, incluidos personajes muy conocidos, provenientes de todo el mundo.

Lo mejor de Marylebone

  • Marylebone es rica en cultura y en ese apartado destacan por igual el Museo de Sherlock HolmesMadame Tussaud y la impresionante colección Wallace, que alberga una colección de pinturas del siglo XVIII y XVIII.
  • High Street y Marylebone Lane, donde lugareños y turistas se reúnen para disfrutar del ambiente relajado, los “delis” (3), tiendas de alimentación especializada, cafeterías, artes y boutiques.
  • Los mercados callejeros. Especialmente el mercado más exclusivo de los agricultores en el centro de Londres. Se celebra todos los domingos por la mañana en Marylebone. Coles y ropa, restauración y moda, se combinan en un mercado semanal celebrado en el recinto de la iglesia parroquial de St Marylebone.
  • Diseño e inspiración. Galería 1930 es una visita obligada para los amantes de la época Art Deco y Skandium ofrece lo mejor del diseño escandinavo.
  • Tiendas de comida maravillosa. La Fromagerie es una de las mejores tiendas de queso en Inglaterra, reconocida por la revista Tatler como «una de las mejores”. La galardonada carnicería Ginger Pig tiene varios premios, incluyendo un galardón del Observer Food Monthly awards.
  • Daunts es una de las más célebres librerías independientes de Londres y tienda insignia. De estilo eduardiano, sus largas galerías de roble, gráciles claraboyas y sus grabados de William Morris, le dan un encanto especial.
  • A resaltar es el festival anual, Marylebone Summer Fayre. En este la calle permanece cerrada al tráfico y los visitantes disfrutan de la música, del mercado y sus variados puestos, de comida fresca y de actividades infantiles.
  • Daniel Galvin, peluquero de famosos, y la floristería Jane Packer se suman al ambiente creativo de la zona.
  • Mercado de antigüedades de Alfie en Church Street. Es el mayor mercado de antigüedades del interior de Londres.
  • Wigmore Hall, lugar con proyección Internacional, sede de 400 conciertos al año y emitiendo un concierto semanal en la BBC Radio 3.

Para disfrutar en tiempos muertos
Los lugares de Marylebone merecedores de la atención de cualquier visitante atento a lo singular y cautivador no se agotan con los mencionados anteriormente. Por ello sugiero reservar uno de esos tiempos muertos que siempre suelen producirse para visitar aunque sea a uña de caballo estos lugares no menos interesantes.

. Club privado Home House en Portman Square. Una de las casas de estilo georgiano mejor conservadas en Londres. Ganó el galardón London Lifestyle 2011.
. Té de la tarde en The Reform Social and Grill. Quintaesencia de la experiencia británica.
Whisky Shop de Cadenhead y Tasting Room. Para los amantes del whisky.
. Planetario en Marylebone High Street. Con brillante cocina francesa.
Regent Park. La zona de césped más grande para practicar el deporte en el centro de Londres. Abre a las 5 a.m. durante todo el año. Este parque tiene también un teatro al aire libre, Zoológico y cafeterías y restaurantes, así como impresionantes jardines de rosas con más de 30.000 rosas.
Street Gardens Paddington está justo al lado de High Street y aquí los lugareños y las familias disfrutan de la tranquilidad de un brillante parque infantil.

Estimado lector tras esta extensa descripción de Marylebone espero no haberte creado un conflicto a la hora de elegir los lugares a visitar o por dónde comenzar. Si así ha sido espero me lo sabrás perdonar algún día. Nos vemos la semana que viene. Que la felicidad te acompañe siempre.

(1) Empresas bien establecidas, con ingresos estables, valores sin grandes fluctuaciones y que no precisan de grandes ampliaciones de su pasivo.

(2) El Domesday Book (también conocido como Domesday, Doomsday o Libro de Winchester) fue el principal registro de Inglaterra, completado en 1086 por orden del rey Guillermo I de Inglaterra. Este registro era similar a los censos nacionales que se realizan hoy en día.

El rey Guillermo I necesitaba información sobre el país que acababa de conquistar, para así poder administrarlo mejor. En la Navidad de 1085, Guillermo tuvo una exhaustiva conversación con sus consejeros, y envió hombres por toda Inglaterra, a cada comarca, para averiguar qué y cuánto tenía cada terrateniente en términos de propiedades y ganado, y cuánto era su valor (Crónica Anglosajona). Uno de los principales propósitos del registro era conocer quién poseía bienes que podrían pagar tributos, por lo que el juicio de los asesores era decisorio, pues lo que quedaba registrado en el libro (las propiedades y su valor) era la ley, y no había apelación posible.

(3) Delis: abreviatura de delicatesen.

Iglesia de Saint Marylebone. Harley Street.

El bosón de Higgs.

Leer más